Editorial del Octavo Mes

Con frecuencia nuestros detractores y personas con un limitado criterio, que terminan siendo protectores del sistema, aplaudidores por conveniencia, lamedores de culos, propagandistas a sueldo, amenazadores, madreadores y asesinos a sueldo critican nuestras tesis, ensayos, artículos y reportajes por no tener nada que ver con nuestra realidad local, estatal o nacional, sin embargo sus cortos y estrechos criterios solo pueden percibir la hoja que cae del árbol, pero no su follaje completo, su tronco y ramaje, su entorno, la mujer y el hombre que lo cuidan y lo protegen, los animales e insectos que viven en armonía con todo esto.

Su educación y entrenamiento está acotado por lo que les entrenaron a ver y además limitado por las ordenes de que vean, omitan y publiciten  lo que les indica sus patrones y dueños.

Cuando escribimos sobre:
Rebeldes Wikileaks – Mundial
Rebeldes Piratas – Suecia, Alemania
Rebeldes Anónimos – Mundial
Rebeldes Anarcos – Mundial
Rebeldes Ocupas – Estados Unidos
Rebeldes Indignados -España
Rebeldes Estudiantes – Chile
Rebeldes – Túnez
Rebeldes – Egipto
Rebeldes – Yemen
Rebeldes – Bahréin
Rebeldes – Libia
Rebeldes Cassee Estudiantes – Canada,Quebec
Rebeldes Pussy Riot – Rusia
Sobre todos los tratados internacionales firmados por México y no respetados y cada uno de los temas en otras partes del mundo, lo hacemos porque sabemos que tener una visión más amplia de lo que sucede en el mundo es un referente para observar y estudiar y porque las causas que producen estos abusos allá y aquí son del mismo origen.

Para comprender por qué sucede esto, debemos de entender que el concepto resistencia ya no es aquel del ideario comunista-socialista; ni de aquel que posteriormente fue remasterizado por la iglesia, oeneges y líderes sociales mañosos buscando transformarse en politicastros* serviles o esclavos libres que más tarde fueron, son y serán absorbidos por el estado o cualquier fuerza compradora de consciencias y voluntades; ya no es el concepto soportado por el folclorismo chabacano de la trova, ni de la urbana vestimenta indígenistas; tampoco lo es la causa del añejo rockerismo diletante y desorganizado ni el de los extintos metaleros escandalosos, tampoco de los narcocorridistas a pedido o los una vez rebeldes Molotov y los Panteones Rococó.

Ahora la resistencia está ligada al recuerdo de nuestra historia, desde la resistencia de los pueblos originarios contra la barbarie de la conquista, hasta el rechazo de las actuales medidas institucionales que buscan arrasar violentamente a los pueblos física y culturalmente, así como el saqueo irrestricto de sus recursos naturales y la riqueza cultural por medio de tratados militares, de libre comercio y de abierta explotación del hombre por el hombre autorizados por las oligarquías gobernantes, es la memoria y divulgación de quien vendió la patria y sus recursos, del engaño que se nos entregó con una democracia fingida y el control de las mafias, religiosas, políticas, empresariales.

La resistencia está ligada a la contemporaneidad, las nuevas tecnologías, la libertad de expresión; la difusión de la verdad y de las mentiras institucionales; de la organización verdadera; la abolición de los líderes; del trabajo colectivo; de la autogestión y la democracia directa, la igualdad de género, la defensa de los derechos humanos verídica; de la unión con los movimientos sociales mundiales y la lucha frontal por un mundo mejor. La resistencia a la antigüita ya no es operante.

Por más de 80 años de luchas de resistencia los logros han sido pobres y siempre absorbidos por el estado.
Porque cada vez que surge un movimiento justo y se declaran sus principios y las soluciones deciden entregárselas a los gobiernos para que las ejecuten y lleven a cabo los cambios exigidos.  Ellos nunca cambiarán nada, ya que son ellos la causa de los problemas que vivimos y padecemos y no lucharán contra ellos mismos. Por eso el cambio que tenemos que hacer es directo, nosotros tenemos que hacer el cambio.

Hoy vemos que estas resistencias en el mundo han derrocado lo que nadie podía imaginar y han puesto a temblar al poder, sin que sepa hacer algo para remediarlo, sus métodos para contrarrestar este flujo y fuerza dinámica de la nueva resistencia son los mismos de siempre: Represión, castigo, mentiras y muerte. Esto no intimida a esta resistencia poderosa con ingredientes desconocidos y no manejables por la incompetencia de los estados y el poder.

*políticos ineptos o de ruines propósitos

Chic-Oeye Ollin Yaotecatl et al

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: